Campeche, Camp. ( www.piratasdecampeche.mx/ Carlos Carvajal ) 24 de abril.- El guante de oro que recién logró en el beisbol invernal con los Naranjeros de Hermosillo en la Liga Mexicana del Pacífico es un sueño cumplido para el parador en corto Jasson Atondo y quien se encuentraen la pretemporada 2021 de los Piratas de Campeche, quienes se preparan para la apertura de la campaña a partir del 21 de mayo.


Los filibusteros entrarán en acción cuando reciban en el juego de apertura y con una serie de tres encuentros de fin de semana, cuando reciban a los Leones de Yucatán, desde el viernes 21 de mayo.
“El Guante de Oro es algo que lo tenía como un sueño y lo logré, en el béisbol de invierno, esto me motiva para seguir trabajando fuerte y dar lo mejor de mí en el terreno de juego”, mencionó el jugador de cuadro y quien por lo general se desempeña en las paradas cortas.


Cada vez toma más experiencia y del gran mérito que tuvo para ganar el guante de oro se lo atribuye a los consejos y enseñanzas que le dieron, el coach de los Naranjeros de Hermosillo, Adulfo Camacho y el manager de dicho equipo, Juan Navarrete. “Ellos me ayudaron mucho para mejorar mi fildeo”.  
Para la temporada 2021 Atondo tiene buenas expectativas para los Piratas de Campeche, en la LMB.
“Este año vamos a llegar lejos, la llegada de Sergio Burruel nos va ayudar mucho como catcher, es un lider defensivo en el infield”. 


Jasson Atondo, cuenta con 25 años de edad, es nativo del Campo Pesquero “El Colorado” en Ahome, Sinaloa, lugar que se encuentra a menos de una hora de los Mochis, Sinaloa.
El sinaloense, puede jugar la tercera y segunda base así como el short stop.
Al ser interrogado donde se desenvuelve mejor, de inmediato responde en las paradas cortas.
” Me gusta meterme de lleno al juego, analizo a los bateadores para donde jalan la bola y si hay que tirarse lo hago, me siento bien en el short, aunque también estoy disponible donde me necesite el manager”.  
De hecho con los filibusteros se puede decir que por primera vez será el short stop titular. Antes esa posición la jugaba Paul León y Atondo se desempeñaba como el antesalista. 


Sus tres primeros años: 2015, 2016 y 2017 no jugaba diario. En el primer torneo del 2018 la mitad del calendario se lo perdió por una lesión que tenía en la cabeza, para el segundo torneo ya jugó como titular en la antesala, posición que repitió en el 2019 y en el 2020 no hubo temporada por el problema de la pandemia.

PRODUCTO DE SUCURSALES


Como todo joven, Atondo acudió a los triy outs que realizaban los equipos de LMB, en la región de los Mochis, varios equipos lo vieron entre ellos los Diablos Rojos del México y fue finalmente los Piratas de Campeche, quienes lo firmaron hace nueve años.
“El principio no fue fácil, recuerdo que vieron a varios jovenes en Mochis, pero no llamaron para venir al campamento que había en Campeche, la verdad me puse triste, pero luego me llamaron y vine a Campeche, donde comencé mi proceso de desarrollo”. 


En septiembre del 2013 acudió a la Liga Rookie, en el Carmen, Nuevo León, donde formó parte del equipo llamado: Campeche-Tigres, donde estaban los prospectos de los dos equipos, entre sus compañeros que pertenecían a Piratas estaban: Francisco Haro, Oliver Herrera, César Meza, Idelfonso Ruelas. Jaime “Chino” Valenzuela, quien estaba recuperandose de la lesión en el ojo.


En el 2014 fue el campeón bateador con promedio de .400 en Clase AA de la Academia del Carmen, Nuevo León. Ese mismo año en el invierno fue enviado a la sucursal de los Piratas de Campeche, en la Liga Noroeste, con los Pureros de Compostela, en el estado de Nayarit.


Su ascenso fue rápido, en 2015 los Piratas de Campeche llevaron a cabo sus entrenamientos en Phoenix, Arizona y convenció al timonel Dan Firova, quien lo contempló en el roster de los 30 jugadores.  
En la Liga Mexicana del Pacífico, terminó en el segundo lugar de bateo con .351 y se quedó a dos milesímas de ser el campeón a la ofensiva, con los Naranjeros de Hermosillo, en la temporada 2018-19 su compañero el dominicano Francisco Peguero fue el lider con .352 esa misma campaña fue nombrado el Novato del Año y recientemente otro logro fue ganar el Guante de Oro, en la pasada temporada 2020-21.